Storytelling es el arte de contar una historia. La creación y aprovechamiento de una atmósfera mágica a través del relato. En marketing es una técnica que consiste en conectar con tus usuarios con el mensaje que estás transmitiendo, ya sea a viva voz, por escrito, o a través de una historia con su personaje y su trama.

Esta capacidad de contar historias, así como el arte que va asociado a ésta, es de las más antiguas que existen: conectar emocionalmente a través de una historia, dejar que te lleguen y toquen el corazón y la cabeza, el cuerpo y el espíritu: lo racional y lo instintivo.

“La gente olvidará lo que dijiste, la gente olvidará lo que hiciste, pero la gente nunca olvidará cómo la hiciste sentir” – Maya Angelou.

El storytelling siempre ha sido una técnica muy utilizada en el marketing tradicional históricamente. Ahora que la comunicación con el público es online principalmente, se adapta perfectamente al medio, demostrando que también a través de Internet consigue apelar al lado emocional de las personas, generando así la relación de confianza y fidelidad que todas las marcas buscan.

Como ves, la clave está en conocer cada día más a nuestros usuarios a través de la conexión emocional y única que se genera cuando contamos una historia. Y para ello, el storytelling, es la mejor herramienta.

La intención que perseguimos al utilizar la técnica del storytelling es generar una relación más allá de la mera transmisión de un mensaje a nuestra audiencia, de esta forma, conseguiremos que nuestra marca quede ligada en la mente del consumidor a los valores que tratemos en la historia que elijamos para tratarlo.

¿Existen diferentes tipos de storytelling?

Los diferentes tipos de storytelling que pueden existir se basan principalmente en la naturaleza de la historia que quieres contar, es decir, todo dependerá de: ¿en qué tipo de historia vas a apoyar el mensaje que quieres transmitir?

Os dejamos una pequeña selección de ejemplos para que podáis verlo más claro:

Ficción

Este tipo de storytelling se caracteriza en que contaremos una historia en la que los hechos que se relatan no son reales, sino que nos apoyamos en personajes o situaciones creados e inventados, en muchas ocasiones, solamente para transmitir nuestro mensaje.

Histórico

Seguro que tenéis en mente la clásica marca con años de experiencia y con gran una reputación, o de producto o de servicio, que basa sus comunicaciones en hacer un storytelling de este tipo. Para este tipo de marcas, puede ser la mejor opción, ya que repasar su propia historia puede levantar diferentes sentimientos entre su audiencia (nostalgia, emoción, etc).

Situaciones reales de consumo

Este es uno de nuestros tipos favoritos, aunque no siempre se consigue que estas historias reflejen realidad absoluta sobre las situaciones de consumo del producto en las que se apoya el mensaje. La finalidad de este tipo de storytelling es que nos veamos reflejados en las situaciones que viven los protagonistas de la historia mientras consumen el producto o el servicio de la marca en cuestión.

Basados en los valores de marca

La clave de este tipo de storytelling es hacer que los protagonistas de la historia que contamos para apoyar el mensaje encarnen los valores de la marca en sí mismos. El objetivo principal de este tipo de storytelling será que el consumidor relacione la marca con la personalidad de los protagonistas, consiguiendo posicionarse de una manera mucho más potente para esos valores.

Ahora que ya sabes más acerca de qué es un storytelling, te recomendamos que lo utilices, ya que, además de innovar a la hora de transmitir tus mensajes de marca, esta técnica esta técnica obtiene muy buenos resultados en términos de engagement. Lee este artículo con 10 sencillos pasos de como hacer Storytelling y conviértete en un auténtico storyteller.

 

Desde: https://www.40defiebre.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.